ES
EN FR ES

Más maneras de demostrar su solidaridad

Next Page
Previous Page
Dar la bienvenida a los inmigrantes
Dar la bienvenida a los inmigrantes

Dar la bienvenida a los inmigrantes

Desarrollar estructuras oficiales para ayudar en el proceso de reasentamiento e integración

Desarrollar estructuras oficiales para ayudar en el proceso de reasentamiento e integración

Cómo empezar:
Hay maneras concretas de ayudar a los inmigrantes de su comunidad, desde responder a sus necesidades básicas, hasta ofrecer su patrocinio privado a una familia migrante.

Algunos consejos prácticos:
Cuando los inmigrantes pasen o se establecen en su comunidad, necesitarán saber cómo acceder a la educación, cómo funciona el transporte público, dónde buscar trabajo y dónde se encuentran los hospitales con instalaciones abiertas a los inmigrantes.

¿Cuáles son los beneficios?
Facilitar a los inmigrantes el acceso a información esencial les hará comprender que son bien recibidos, porque se les ofrece apoyo práctico. Esto ayuda también a construir puentes, promoviendo la cultura del encuentro: una persona ofrece algo a otra, que lo recibe con gratitud.

Voluntario en un grupo comunitario que interactúa con los recién llegados

Voluntario en un grupo comunitario que interactúa con los recién llegados

Cómo empezar:
Si usted quiere que su encuentro con los migrantes sea algo regular, el voluntariado es una buena opción. Creará puentes de bienvenida y confianza, en lugar de miedo y sospecha, producidos por el lenguaje hostil que rodea a la inmigración.

Algunos consejos prácticos:
Las instalaciones de su parroquia deben ser acogedores, con señales claras, preferiblemente en los idiomas de los inmigrantes. Proporcione el mayor estímulo posible para invitar a los migrantes y miembros de grupos étnicos minoritarios a asistir a servicios especiales – por ejemplo, durante el Día Mundial del Refugiado, en la Semana de Acción Mundial de la campaña. Piense en la posibilidad de organizar en su casa un encuentro social o recibir a un grupo de niños pequeños.

¿Cuáles son los beneficios?
Si su comunidad no tiene grupos trabajando con los recién llegados, podría resultar una iniciativa con mucho éxito para usted. Ofrecer sesiones de alfabetización para adultos o enseñar habilidades informáticas, sería un buen gesto de bienvenida.

Invite a un inmigrante a compartir una comida

Invite a un inmigrante a compartir una comida

Cómo empezar:
Muchas relaciones pueden comenzar durante una comida. Pasando tiempo juntos, se construyen vínculos y comprensión. Puede pedirle al centro de migrantes más cercano que le ponga en contacto con personas que vivan allí, si es que no hay otros migrantes en su comunidad.

Algunos consejos prácticos:
Piense en cómo invitar a los recién llegados. Idealmente, tanto usted como sus invitados pueden preparar un plato cada uno, o incluso pueden cocinar juntos, ¡de esa manera las historias sobre la variedad se multiplicarán!

¿Cuáles son los beneficios?
Los inmigrantes podrían sentir nostalgia, por eso, compartir una comida les ayudará a sentirse bienvenidos. Permitirá al anfitrión y al huésped establecer una relación cordial.

Hablar en favor de los inmigrantes
Hablar en favor de los inmigrantes

Hablar en favor de los inmigrantes

Utilice el poder de la oración para sensibilizar a la gente y adoptar medidas

Utilice el poder de la oración para sensibilizar a la gente y adoptar medidas

Cómo empezar:
Después de la exhortación del Papa Francisco para ir a las periferias, puede usted recoger historias de personas que hayan experimentado la emigración, inventar oraciones o liderar grupos de meditación.

Algunos consejos prácticos:
Puede pedir permiso a su parroquia para crear un grupo de oración o equipo de liturgia para estudiar las encíclicas pontificias, las cartas apostólicas, las reflexiones y los recursos pastorales sobre los migrantes, como inspiración. Puede usted invitar a los migrantes a la misa dominical.

¿Cuáles son los beneficios?
Jesús nos dijo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Y por eso, rezando en la misa dominical, reavivamos una idea, en el corazón y la mente de las personas, de que esta invitación de Jesús es un futuro concreto y viable. Dedique atención especial a ‘escuchar’.

Crear foros de incidencia por los derechos de los inmigrantes

Crear foros de incidencia por los derechos de los inmigrantes

Cómo empezar:
Si su Caritas tiene un programa de incidencia, puede participar en él. Si no lo tiene, puede organizar uno. Puede analizar las políticas desde la perspectiva de Caritas sobre la dignidad humana e intentar escribir a los miembros de su gobierno y a reunirse con ellos.

Algunos consejos prácticos:
Usted puede organizar espacios para que las personas interesadas por las políticas pueden hablar, así como organizar debates con los políticos y funcionarios del gobierno.

¿Cuáles son los beneficios?
Usted puede trabajar con su Caritas nacional para incidir directamente ante su gobierno con el fin de asegurar su participación en el proceso de los Pactos Mundiales de la ONU para migrantes y refugiados.

Crear un grupo para escribir una declaración de misión

Crear un grupo para escribir una declaración de misión

Cómo empezar:
Reúna a un grupo variado de personas – desde representantes eclesiales a líderes juveniles y migrantes – que tengan experiencia personal para contribuir. Escuche lo que se dice sobre la migración y su repercusiones y enumere las necesidades de las personas en su comunidad y de los migrantes. Use las Escrituras y la Doctrina Social católica como inspiración y escriba una declaración de misión.

Algunos consejos prácticos:
Amplíe la declaración ya existente con nuevas ideas del grupo. Invite a su Conferencia Episcopal nacional a escribir una. Tener una visión podría ayudar a las personas a aceptar y celebrar la diversidad, educándolas respecto a la inmigración.

¿Cuáles son los beneficios?
El enfoque en una declaración de misión aclarará cómo conseguir que la cohesión social sea una realidad.

Promover una cultura del encuentro
Promover una cultura del encuentro

Promover una cultura del encuentro

Busque a personas que quieran emigrar o que hayan regresado para fomentar el cambio donde viven

Busque a personas que quieran emigrar o que hayan regresado para fomentar el cambio donde viven

Cómo empezar:
Las personas que están contemplando la posibilidad de emigrar y las que han regresado, con experiencia directa del viaje, pueden llevar sus voces al debate, resaltando problemas y trampas. Un enfoque podría ser mejorar las condiciones de vida de las comunidades rurales. Encuentros con jóvenes que sienten que no hay nada para ellos en su localidad de origen, o con repatriados que no puedan encontrar trabajo. Todo eso podría beneficiar a su campaña, por la sinceridad que implica.

Algunos consejos prácticos:
Los actos sobre la custodia y el cuidado de nuestra casa común puede ser un buen punto de partida. Pueden ser acciones sobre seguridad alimentaria. Estos temas llegan a todos muy directamente. Usted podría crear un grupo que busque cómo ayudar a las comunidades a prosperar donde viven ahora, respetando el medio ambiente y con un desarrollo sostenible.

¿Cuáles son los beneficios?
La participación y el entusiasmo, además de los resultados directos. Las políticas nacionales sobre la propiedad y la rehabilitación de terrenos degradados, a menudo, comienzan en la esfera local – se puede fomentar el cambio a diferentes de niveles.

Involucre a las comunidades de la diáspora en el desarrollo y el fomento del cambio

Involucre a las comunidades de la diáspora en el desarrollo y el fomento del cambio

Cómo empezar:
Si desea trabajar con el grupo de la diáspora, identifique a sus colaboradores y explore la creación de pequeñas empresas, en los países de destinación y de origen. Luego también puede llevar a cabo acciones de incidencia para conseguir acuerdos comerciales justos. Considere la posibilidad de organizar actos sobre la Convención sobre los Trabajadores Migrantes.

Algunos consejos prácticos:
Diríjase a alguna organización ya existente de la diáspora de manera cordial. Explique qué es la “cultura del encuentro” y aclare que desea trabajar con ellos de manera inclusiva, como asociado.

¿Cuáles son los beneficios?
Las organizaciones de la diáspora sirven de puente entre los países de origen y de destinación. Algunas ya tienen estructuras que se pueden aprovechar con éxito.

Iniciar un proyecto artístico en la comunidad

Iniciar un proyecto artístico en la comunidad

Cómo empezar:
Puede planear su propio proyecto artístico o utilizar uno ya existente, con el fin de ayudar a promover la campaña ‘Compartiendo el viaje’. Podría proponer escenificar una obra de teatro, crear un grupo de música u organizar una exposición fotográfica.

Algunos consejos prácticos:
Haga de la narración oral un elemento central y utilícela para orientar las conversaciones hacia nuevas perspectivas, con el fin de promover la “cultura del encuentro”. La redacción, vídeos, audios, viñetas, fotografías y dibujos pueden ser herramientas poderosas para compartir historias.

¿Cuáles son los beneficios?
Puede utilizar actividades no basadas en el idioma, para ayudar a las personas a reunirse, a entender los acontecimientos y a fortalecer su confianza mutua, como ciudadanos creativos.

Organice cursos de idiomas en su barrio

Organice cursos de idiomas en su barrio

Cómo empezar:
Si conoce a inmigrantes que no sepan hablar bien el idioma local y usted está dispuesto a enseñarles, esta iniciativa es para usted. Puede comenzar ofreciendo clases voluntarias de idiomas – espacios importantes para establecer la participación social y promover la “cultura del encuentro”.

Algunos consejos prácticos:
Enseñar a los inmigrantes el idioma que se habla en el país en el que viven no requiere necesariamente habilidades específicas, sólo un deseo de ayudar y una sonrisa. Puede ser realmente agradable. Usted puede elegir eventos locales o historias para planificar las clases, creando una sensación común de pertenencia. Una fiesta local cercana podría ofrecer inspiración para una clase de expresión oral. La inauguración de una nueva tienda podría servir de base para una clase de redacción.

¿Cuáles son los beneficios?
Ser incapaz de comunicarse en el idioma local es una enorme barrera para la inclusión social, en términos de interacción y también para encontrar trabajo. Si usted ofrece sus clases en una instalación parroquial, reclute tantos profesores voluntarios y estudiantes migrantes como le sea posible. ¡Comprobará que su “cultura del encuentro” crece de manera exponencial!

Organizar “bibliotecas humanas” y “libros vivos”

Organizar “bibliotecas humanas” y “libros vivos”

Cómo empezar:
Una “biblioteca humana” es una manera estupenda de conectar con los inmigrantes y refugiados, como si fueran “libros vivos”, que cuentan historias. Usted puede ponerse en contacto con agencias locales que trabajan con inmigrantes y preguntar si están dispuestos a participar. Si el idioma es una barrera, puede usar imágenes para contar historias o buscar a un intérprete.

Algunos consejos prácticos:
Los inmigrantes pueden compartir historias, ideas o imágenes inspiradoras sobre sus vidas, que activen la imaginación y las emociones de la gente. Con la organización de jornadas especiales sobre “libros vivos” se puede desafiar el estigma y la discriminación.

¿Cuáles son los beneficios?
Los refugiados e inmigrantes pueden crear imágenes vivas de su viaje de emigración y dejar a los oyentes una impresión que dure en el tiempo, incluso mucho después de que ellos terminen de contar su historia. La “cultura del encuentro” se beneficiará mucho reuniendo a la gente para hablar y escuchar experiencias humanas.

Reunir a los inmigrantes y a los jóvenes locales para hacer escuchar su voz

Reunir a los inmigrantes y a los jóvenes locales para hacer escuchar su voz

Cómo empezar:
La utilización de los medios de comunicación social por parte de los jóvenes inmigrantes, para movilizarse y dar a conocer sus puntos de vista, puede desempeñar un papel vital en los debates sobre políticas migratorias nacionales. También se les puede reunir con los jóvenes de la población local. Hay que animarles a compartir sus experiencias y desafíos. Pueden hacer una contribución dinámica a la construcción de sociedades inclusivas y pacíficas, ayudando a organizar charlas y debates en colegios, universidades y grupos juveniles.

Algunos consejos prácticos:
Para aprovechar la comprensión de los jóvenes de las nuevas tecnologías y medios de comunicación, puede invitarles a compartir sus experiencias de emigración a través de herramientas como el intercambio de fotos, en línea. Usted puede ayudarles a ampliar sus habilidades para que se organicen, en línea, y aprendan a hablar en público.

¿Cuáles son los beneficios?
Si se incluye a los jóvenes en todas las fases de las actividades, serán más eficaces y relevantes. Se podría construir partiendo de otras actividades, sin tener que crear eventos separados para la juventud. La participación de ellos es esencial. Recuerde que debe respetar ciertas normas jurídicas para trabajar con la juventud.

Alcanzar: Mostrar su apoyo a los migrantes

Involucrarse ahora